"Terapia Antitabaco"
Para solicitar más información puede hacerlo por teléfono (952 80 53 68) o bien por e-mail.
No importa la edad que usted tenga, siempre merece la pena dejar de fumar. Nuestro organismo tiene un gran poder de regeneración que es más efectivo si usted abandona el hábito del tabaco. Los riesgos que ocasiona fumar van a disminuir, las enfermedades originadas por ese hábito van a disminuir y en la mayoría de los casos se hacen menos agudas. Su estado de salud mejorará en general en un espacio de tiempo relativamente corto. Sus órganos internos y su piel tendrán más vitalidad… y algo muy importante, usted ahorrará una cantidad considerable de dinero. Nuestro tratamiento es completamente indoloro y no tiene contraindicación alguna o efectos secundarios por lo que se puede aplicar sobre niños, mujeres embarazadas y en pacientes con patologías diversas. El primer test con tratamiento incluido suele llevar unos 60 minutos, y los tratamientos siguientes sobre 45 minutos. La limpieza orgánica de los elementos tóxicos del tabaco se produce en el segundo y/o tercer tratamiento. En su primera sesión usted fumará su último cigarrillo!!!.. Para que la terapia sea altamente exitosa es muy importante que usted desee dejar de fumar. Una tratamiento antitabaco necesita entre 4-5 tratamientos de biorresonancia. En la primera sesión ayudamos al cuerpo a iniciar una detoxificación y eliminar los bloqueos energéticos que se tengan en los diferentes meridianos de acupuntura medidos por el aparato. Es conveniente la ingesta de ciertos suplementos naturales que ayuden a eliminar toxinas del organismo debido al alto número de radicales libres que producen daño celular. El tratamiento es el siguiente: En su primera consulta se le pedirá fumar su "último cigarrillo”. Éste se colocará en un frasco en el vaso de entrada de la máquina de biorresonancia la cual analizará las características de la vibración (o resonancia) electromagnética de la nicotina de la cual usted es dependiente, invertirá las ondas y las ampliará. Posteriormente la vibración electromagnética ahora modificada se introducirá en su organismo por medio de un electrodo de salida. Así va a ayudar a los receptores de superficie celular de su cuerpo a deshacerse de la nicotina fijada en los mismos. En los dos días que siguen a la absorción de ese "último cigarrillo”, la nicotina va a dividirse en su cuerpo. Y si durante este plazo de tiempo se consigue modificar las características de la resonancia electromagnética de los receptores de la nicotina situados sobre la superficie de las células entonces es casi cierto que su dependencia al tabaco finalice.
Tras la sesión usted deberá ingerir bastante líquido ya que la nicotina debe ser eliminada por los riñones. Si usted no se hidrata suficientemente la nicotina no podrá abandonar su cuerpo y se acumulará en la sangre lo que puede causar diferentes síntomas como jaquecas, ligeros mareos, etc. Es aconsejable ingerir agua pobre en minerales, infusiones o zumos de frutas muy frecuentemente durante el mes que sigue a la sesión. Esa regularidad es un factor clave en el tratamiento. Podría parecernos sorprendente tomar 3-4 litros de líquidos al día pero numerosos estudios ponen de manifiesto que una gran parte de la población vive en ligera deshidratación, lo cual es un terreno propicio para el desarrollo de las más diversas enfermedades. Una de las cuestiones que suele preguntarse con más frecuencia es la de ganar peso tras dejar de fumar y eso desanima a muchas personas inicialmente. No debe de preocuparse, le recomendaremos una nutrición sana y conveniente, y realizar un poco de ejercicio para evitar el sobrepeso. ¿Qué puede conseguir si dejo de fumar? Renunciar al tabaco es el medio más eficaz de mejorar la calidad y la duración de su vida. Cualquier persona que fume, con buena salud o sufriendo una enfermedad debida al tabaco, pueden aprovecharse de las ventajas de dejarlo para así mejorar su salud. Los antiguos fumadores viven mucho más tiempo que aquellos que no renunciaron al hábito tabáquico. Aquellos que lo dejan antes de tener 50 años pasan a tener sólamente la mitad del riesgo de fallecer durante los próximos 15 años, en relación a los que aún siguen fumando. En el momento que se deja de fumar, su cuerpo comenzará a sanar. Tiempo transcurrido tras fumar su último cigarrillo: 20 minutos: Presión arterial, pulso y temperatura corporal regresan a la normalidad. 8 horas: El nivel de monóxido de carbono en la sangre disminuye y el nivel de oxígeno regresa a la normalidad. 24 horas: El riesgo de infarto de miocardio empieza a disminuir. Los pulmones comienzan a eliminar moco acumulado y residuos tóxicos debidos al tabaco. El cuerpo no contiene más nicotina 48 horas: Los alimentos tienen un mejor gusto y olor. 2 semanas - 3 meses: tos y cansancio van a disminuir. La circulación mejorará, el ejercicio físico, incluida la marcha se vuelve más fácil. Se incrementa la función de los pulmones. 1 mes - 9 meses: Mejora toda la función pulmonar. El nivel general de energía se ve aumentado. La tos, la congestión, el cansancio y el ahogo disminuyen. 1 año - 1 ½: El riesgo de accidente vascular cerebral se equipara al de un no fumador. El riesgo de infarto de miocardio disminuye a la mitad comparado al de un fumador. 2 ½ años - 5 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye casi a la mitad. El riesgo de un cáncer en garganta o en la boca disminuye a la mitad. 5 años - 10 años: El peligro de morir es el mismo que para una persona que nunca ha fumado. 10 años: La tasa de mortalidad de cáncer de pulmón es la misma que para un no fumador. Se sustituyeron algunas células precancerosas. Se disminuye el riesgo de cáncer de boca, garganta, vesícula, riñones y páncreas. A partir de 10 años: La esperanza de vida vuelve a ser idéntica a la de las personas que nunca han fumado. * El tiempo variará según la duración e intensidad de su consumo de tabaco. Para ver un video sobre los efectos del tabaco, presione aquí
medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia
medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia
© 2011 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento - Terapia Neural, Homeopatía, Ozonoterapia, Carboxiterapia, Mesoterapia Avda. Juan Carlos I, nº 29, portal 5, 2ºB -- 29680, Estepona (Málaga)
© 2011 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento Tel: 952 80 53 68 E-mail: info@medicinabiologica.es
"Terapia Antitabaco"
No importa la edad que usted tenga, siempre merece la pena dejar de fumar. Nuestro organismo tiene un gran poder de regeneración que es más efectivo si usted abandona el hábito del tabaco. Los riesgos que ocasiona fumar van a disminuir, las enfermedades originadas por ese hábito van a disminuir y en la mayoría de los casos se hacen menos agudas. Su estado de salud mejorará en general en un espacio de tiempo relativamente corto. Sus órganos internos y su piel tendrán más vitalidad… y algo muy importante, usted ahorrará una cantidad considerable de dinero. Nuestro tratamiento es completamente indoloro y no tiene contraindicación alguna o efectos secundarios por lo que se puede aplicar sobre niños, mujeres embarazadas y en pacientes con patologías diversas. El primer test con tratamiento incluido suele llevar unos 60 minutos, y los tratamientos siguientes sobre 45 minutos. La limpieza orgánica de los elementos tóxicos del tabaco se produce en el segundo y/o tercer tratamiento. En su primera sesión usted fumará su último cigarrillo!!!.. Para que la terapia sea altamente exitosa es muy importante que usted desee dejar de fumar. Una tratamiento antitabaco necesita entre 4-5 tratamientos de biorresonancia. En la primera sesión ayudamos al cuerpo a iniciar una detoxificación y eliminar los bloqueos energéticos que se tengan en los diferentes meridianos de acupuntura medidos por el aparato. Es conveniente la ingesta de ciertos suplementos naturales que ayuden a eliminar toxinas del organismo debido al alto número de radicales libres que producen daño celular. El tratamiento es el siguiente: En su primera consulta se le pedirá fumar su "último cigarrillo”. Éste se colocará en un frasco en el vaso de entrada de la máquina de biorresonancia la cual analizará las características de la vibración (o resonancia) electromagnética de la nicotina de la cual usted es dependiente, invertirá las ondas y las ampliará. Posteriormente la vibración electromagnética ahora modificada se introducirá en su organismo por medio de un electrodo de salida. Así va a ayudar a los receptores de superficie celular de su cuerpo a deshacerse de la nicotina fijada en los mismos. En los dos días que siguen a la absorción de ese "último cigarrillo”, la nicotina va a dividirse en su cuerpo. Y si durante este plazo de tiempo se consigue modificar las características de la resonancia electromagnética de los receptores de la nicotina situados sobre la superficie de las células entonces es casi cierto que su dependencia al tabaco finalice.
Para solicitar más información puede hacerlo por teléfono (952 80 53 68) o bien por e-mail.
Tras la sesión usted deberá ingerir bastante líquido ya que la nicotina debe ser eliminada por los riñones. Si usted no se hidrata suficientemente la nicotina no podrá abandonar su cuerpo y se acumulará en la sangre lo que puede causar diferentes síntomas como jaquecas, ligeros mareos, etc. Es aconsejable ingerir agua pobre en minerales, infusiones o zumos de frutas muy frecuentemente durante el mes que sigue a la sesión. Esa regularidad es un factor clave en el tratamiento. Podría parecernos sorprendente tomar 3-4 litros de líquidos al día pero numerosos estudios ponen de manifiesto que una gran parte de la población vive en ligera deshidratación, lo cual es un terreno propicio para el desarrollo de las más diversas enfermedades. Una de las cuestiones que suele preguntarse con más frecuencia es la de ganar peso tras dejar de fumar y eso desanima a muchas personas inicialmente. No debe de preocuparse, le recomendaremos una nutrición sana y conveniente, y realizar un poco de ejercicio para evitar el sobrepeso. ¿Qué puede conseguir si dejo de fumar? Renunciar al tabaco es el medio más eficaz de mejorar la calidad y la duración de su vida. Cualquier persona que fume, con buena salud o sufriendo una enfermedad debida al tabaco, pueden aprovecharse de las ventajas de dejarlo para así mejorar su salud. Los antiguos fumadores viven mucho más tiempo que aquellos que no renunciaron al hábito tabáquico. Aquellos que lo dejan antes de tener 50 años pasan a tener sólamente la mitad del riesgo de fallecer durante los próximos 15 años, en relación a los que aún siguen fumando. En el momento que se deja de fumar, su cuerpo comenzará a sanar. Tiempo transcurrido tras fumar su último cigarrillo: 20 minutos: Presión arterial, pulso y temperatura corporal regresan a la normalidad. 8 horas: El nivel de monóxido de carbono en la sangre disminuye y el nivel de oxígeno regresa a la normalidad. 24 horas: El riesgo de infarto de miocardio empieza a disminuir. Los pulmones comienzan a eliminar moco acumulado y residuos tóxicos debidos al tabaco. El cuerpo no contiene más nicotina 48 horas: Los alimentos tienen un mejor gusto y olor. 2 semanas - 3 meses: tos y cansancio van a disminuir. La circulación mejorará, el ejercicio físico, incluida la marcha se vuelve más fácil. Se incrementa la función de los pulmones. 1 mes - 9 meses: Mejora toda la función pulmonar. El nivel general de energía se ve aumentado. La tos, la congestión, el cansancio y el ahogo disminuyen. 1 año - 1 ½: El riesgo de accidente vascular cerebral se equipara al de un no fumador. El riesgo de infarto de miocardio disminuye a la mitad comparado al de un fumador. 2 ½ años - 5 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye casi a la mitad. El riesgo de un cáncer en garganta o en la boca disminuye a la mitad. 5 años - 10 años: El peligro de morir es el mismo que para una persona que nunca ha fumado. 10 años: La tasa de mortalidad de cáncer de pulmón es la misma que para un no fumador. Se sustituyeron algunas células precancerosas. Se disminuye el riesgo de cáncer de boca, garganta, vesícula, riñones y páncreas. A partir de 10 años: La esperanza de vida vuelve a ser idéntica a la de las personas que nunca han fumado. * El tiempo variará según la duración e intensidad de su consumo de tabaco. Para ver un video sobre los efectos del tabaco, presione aquí