La gripe es una enfermedad infecciosa causada por diferentes tipos de virus que varían cada año afectando a las vías respiratorias. ¿Cómo se contagia? El contagio se produce principalmente por contacto con personas infectadas a través del aire. El virus puede transmitirse al estornudar, toser o incluso al hablar. El virus puede permanecer activo hasta 5 minutos en las manos y de horas a días depositado en superficies, por tanto es muy importante lavarse las manos frecuentemente. ¿Cuáles son los síntomas? La entrada del virus provoca la inmediata reacción del sistema inmune. La duración e intensidad de los síntomas dependerá en gran medida del tipo de virus de la gripe y del estado de nuestro sistema inmune. Los síntomas más comunes son fiebre (más de 38ºC), dolor muscular, de cabeza, de garganta, congestión nasal y tos e incluso vómitos y diarrea. La fiebre y los dolores musculares suelen durar de 3 a 5 días y la congestión nasal y la falta de energía puede durar hasta 2 semanas. ¿Cómo evitar el contagio? Es fundamental mantener un buen estado de salud para evitar favorecer la aparición de complicaciones. Utilizar pañuelos de un solo uso para sonarse y también para taparse la boca y la nariz al toser o estornudar. Tirar los pañuelos después de utilizarlos. Lavarse a menudo las manos con agua y jabón o preparados con alcohol. Evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos no lavadas previamente. Mantener una buena ventilación de los espacios cerrados. ¿Cómo prevenirla y tratarla? Debido a la tasa de mutación del virus de la gripe, la vacuna no resulta siempre eficaz, ya que ésta es muy específica y resulta sólo efectiva contra el tipo de virus sobre la que ha sido diseñada. Es por esta razón por lo que las poblaciones de riesgo deben vacunarse cada año con una vacuna diferente. Reforzar nuestro sistema inmunológico, es uno de los tratamientos preventivos más eficaces para estar preparados cuando se produzca el contacto con el virus. Nuestro interés en medicina biológica es reforzar ese sistema inmunológico para que realice su trabajo y nuestro organismo pueda defenderse reaccionando adecuadamente. Gracias a él se produce la fiebre y nuestras células defensivas trabajan con mayor efectividad, por lo que suprimir la fiebre conlleva una menor eficacia defensiva aunque los síntomas aparentemente mejoren. Como consecuencia de esa supresión se va a producir una cronificación del proceso desde un punto de vista biológico por lo que posteriormente aparecerán debido a ese tratamiento supresivo nuevos problemas médicos. La medicina biológica controla las fuerzas curativas y regula la temperatura para que nos curemos adecuadamente y se resuelva el problema de un modo eficaz. Si usted desea realizar una prevención o tratamiento eficaz contra la gripe y resfriados puede consultar a nuestro médico especialista el Dr. José Infantes el cual le indicará los tratamientos más efectivos para luchar contra ella.
Golf, programas salud, belleza, centro medicina natural y antienvejecimiento Estepona, alternativa, biologica, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, inte ¿QUÉ ES LA GRIPE? 952 80 53 68 Avda. Juan Carlos I, nº 29, portal 5, 2º A-B, 29680, Estepona (Málaga)  info@medicinabiologica.es
Centro médico autorizado por la Delegación de Sanidad N.I.C.A.: 33017
José Infantes Pérez - Doctoralia.es
© 2010 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento
Lo que dicen nuestros pacientes
952 80 53 68
info@medicinabiologica.es
Avda. Juan Carlos I, nº 29, portal 5, 2º A-B, 29680, Estepona (Málaga)
ESTAMOS EN:
CITA PREVIA - INFORMACIÓN
Pide Cita
¿Qué es la Gripe?
La gripe es una enfermedad infecciosa causada por diferentes tipos de virus que varían cada año afectando a las vías respiratorias. ¿Cómo se contagia? El contagio se produce principalmente por contacto con personas infectadas a través del aire. El virus puede transmitirse al estornudar, toser o incluso al hablar. El virus puede permanecer activo hasta 5 minutos en las manos y de horas a días depositado en superficies, por tanto es muy importante lavarse las manos frecuentemente. ¿Cuáles son los síntomas? La entrada del virus provoca la inmediata reacción del sistema inmune. La duración e intensidad de los síntomas dependerá en gran medida del tipo de virus de la gripe y del estado de nuestro sistema inmune. Los síntomas más comunes son fiebre (más de 38ºC), dolor muscular, de cabeza, de garganta, congestión nasal y tos e incluso vómitos y diarrea. La fiebre y los dolores musculares suelen durar de 3 a 5 días y la congestión nasal y la falta de energía puede durar hasta 2 semanas. ¿Cómo evitar el contagio? Es fundamental mantener un buen estado de salud para evitar favorecer la aparición de complicaciones. Utilizar pañuelos de un solo uso para sonarse y también para taparse la boca y la nariz al toser o estornudar. Tirar los pañuelos después de utilizarlos. Lavarse a menudo las manos con agua y jabón o preparados con alcohol. Evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos no lavadas previamente. Mantener una buena ventilación de los espacios cerrados. ¿Cómo prevenirla y tratarla? Debido a la tasa de mutación del virus de la gripe, la vacuna no resulta siempre eficaz, ya que ésta es muy específica y resulta sólo efectiva contra el tipo de virus sobre la que ha sido diseñada. Es por esta razón por lo que las poblaciones de riesgo deben vacunarse cada año con una vacuna diferente. Reforzar nuestro sistema inmunológico, es uno de los tratamientos preventivos más eficaces para estar preparados cuando se produzca el contacto con el virus. Nuestro interés en medicina biológica es reforzar ese sistema inmunológico para que realice su trabajo y nuestro organismo pueda defenderse reaccionando adecuadamente. Gracias a él se produce la fiebre y nuestras células defensivas trabajan con mayor efectividad, por lo que suprimir la fiebre conlleva una menor eficacia defensiva aunque los síntomas aparentemente mejoren. Como consecuencia de esa supresión se va a producir una cronificación del proceso desde un punto de vista biológico por lo que posteriormente aparecerán debido a ese tratamiento supresivo nuevos problemas médicos. La medicina biológica controla las fuerzas curativas y regula la temperatura para que nos curemos adecuadamente y se resuelva el problema de un modo eficaz. Si usted desea realizar una prevención o tratamiento eficaz contra la gripe y resfriados puede consultar a nuestro médico especialista el Dr. José Infantes el cual le indicará los tratamientos más efectivos para luchar contra ella.
952 80 53 68
info@medicinabiologica.es
Avda. Juan Carlos I, nº 29, portal 5, 2º A-B, 29680, Estepona (Málaga)
ESTAMOS EN:
CITA PREVIA - INFORMACIÓN
© 2010 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento