medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia Historia de la Hidrocolonterapia
Hace   miles   de   años   que   el   hombre   ha   tratado   de   mejorar   su   estado   de   salud   mediante   la   limpieza   intestinal   como   así se   recoge   en   los   antiguos   escritos   hallados   en   Egipto   en   el   Papiro   de   Ebers   redactado   cerca   del   año   1500   antes   de nuestra era, donde se deja entrever la importancia de la limpieza de colon por vía rectal.   Desde   muy   antiguo   tenemos   conocimiento   de   los   tratamientos   mediante   enemas   del   intestino   grueso   en   numerosas civilizaciones   (Egipto,   Mesopotamia,   Esenios,   Grecia,   China,   India,   Indios   de   América,   etc)   donde   se   utilizaban   con fines higiénicos, terapéuticos o bien para la purificación del interior. Los   faraones   tenían   su   propio   terapeuta   para   la   limpieza   del   intestino,   el   "pastor   del   intestino   del   faraón"   cuyos   conocimientos   sobre   la irrigación habían sido transmitidos por el dios Osiris a los médicos sacerdotales egipcios.           Antiguamente   se   consideraba   la   enfermedad   como   un   castigo   divino,   una   pérdida   del   favor   de   los   dioses,   y   la   purificación   del   cuerpo   y espíritu   daría   lugar   a   la   curación.   Así   leemos   en   el   Evangelio   de   la   Paz   de   los   esenios:   "Buscad   una   calabaza   con   un   zarcillo   de   la longitud   de   un   hombre;   extraed   su   pulpa   y   llenadla   con   agua   del   río,   calentada   por   el   sol.   Colgadla   del   asta   de   un   árbol   y   arrodillaos sobre   el   suelo,   ante   el   ángel   del   agua,   e   introducid   el   extremo   del   zarcillo   en   vuestra   parte   posterior,   para   que   el   agua   pueda   fluir   a través   de   vuestras   vísceras.   Dejad   a   continuación   que   el   agua   escape   de   vuestro   cuerpo,   de   forma   que   puedan   expulsarse   de   vuestro interior   todas   las   sustancias   impuras   y   hediondas   de   Satanás.   Y   veréis   con   vuestros   ojos   y   oleréis   con   vuestras   narices   toda   la podredumbre que ensucia el templo de vuestro cuerpo". En   los   escritos   del   Mar   Muerto   se   hace   alusión   al   uso   de   enemas   utilizando   una   caña   hueca   o   una   calabaza   vaciada   que   ayudaban   a introducir en el recto el agua. En China e India se viene practicando desde hace siglos. En   Grecia   y   en   Roma,   Hipócrates   y   Galeno   recomendaban   éste   método.   Hipócrates   (460-377   a.C.)   recomendaba   el   lavado   intestinal   en caso   de   fiebre,   y   describió   la   manera   de   hacer   lavados   de   colon   indicando   qué   plantas   había   que   añadir   en   función   del   tipo   de patología encontrada. Plinio,   en   el   año   77   d.C.   relata   una   leyenda   donde   refiere   que   fue   el   Ave   Ibis   quien   enseñó   al   hombre   cómo   purgar   su   intestino. Después   de   una   abundante   comida   de   peces,   éste   pájaro   se   encontraba   sobrecargado   y   con   su   pico   aspiró   agua   y   se   la   introdujo   en   el ano, evacuando a continuación y encontrándose mejor. Galeno (siglo II D.C.) era una gran defensor del uso de enemas. En   la   Edad   Media,   se   practicaban   lavados   con   soluciones   complejas   cuyas   fórmulas   están   recogidas   en   el   "antidotarius   magnus",   que fue compilado en el año 1080 por el arzobispo de Salerno, Alphanus. En    el    siglo    XVI,    Paré,    fue    el    primero    en    describir    minuciosamente    la    irrigación    del    colon    y    la    distingue    del    simple    lavado. Los   médicos   Sigmund   y   Hahn,   a   finales   del   siglo   XVIII,   defendieron   este   tipo   de   aplicaciones   tanto   de   forma   preventiva   como   de tratamiento de diversas enfermedades. En   1903   el   cirujano   Dr.   John   H.   Kellogg      (Michigan,   U.S.A.)   publicó   un   comprensivo   folleto   (Rational   Hydrotherapy)   sobre   ésta   terapia   y en   recomendaba   la   hidroterapia   del   colon   para   muchas   dolencias,   incluidas   las   biliares,   hepáticas,   los   shocks   quirúrgicos   y   el   cólera. Utilizando   la   terapia   de   la   higiene   de   colon   en   miles   de   pacientes   relató   que   no   necesitó   recurrir   a   la   cirugía   en   las   enfermedades gastrointestinales de sus pacientes excepto en una veintena de casos. Posteriormente   el   Dr.   Waddington   recalcó   que   es   el   mal   funcionamiento   del   intestino   el   precursor   de   numerosas   enfermedades,   sobre todo de carácter crónico y que restaurando la función intestinal se conseguía recuperar la salud. Desde    entonces,    tanto    en    USA    como    en    Europa,    los    médicos    demuestran    que    el    colon    puede    ser    el    origen    de    numerosas enfermedades. La   hidrocolonterapia   es   una   posibilidad   de   limpieza   y   sanación   intestinal   con   la   ventaja   añadida   de   su   facilidad   de   ejecución   y   eficacia.   SI DESEA MÁS INFORMACIÓN, PULSE SOBRE LOS SIGUIENTES ENLACES:          1.- Historia   2.- Consecuencias   3.- Patologías   4.- Clasificación del contenido intestinal    5.- Hidroterapia de colon previa a una colonoscopia   6.- Test de salud intestinal   7.- Preguntas frecuentes   8.- Aplicaciones en medicina estética     Referencias Bibliográficas Vassey, C. 1992. Las toxinas, ¿cómo eliminarlas del organismo?. Urano. Roselló, R. 2001. Limpieza interior. Jensen, B. 1992. Limpieza de los tejidos a través de Intestino {Tissue Cleansing Through Bowel Management}. Walker, N. 1979. Colon Health, the key to a vibrant life. Norwalk Press Cayce, E. 1971. Edgar Cayce"s guide to Colon Care. Inner Vision Publishing Co. Weinberger, S. 1988. Healing within, the complete guide to Colon Health Medsker. 1997. Understanding the need for Colon Hydrotherapy. {Comprendiendo la necesidad de la Hidroterapia del Colon} Medsker Publishing Co. Scholz, N.; Lúhr, K.; Heribert, D. 1998. Fitness für den Darm. Verlag Gesundheit Walker, NW. 1993. Darm-Gesundheit ohne Vertopfung. Worldthausen Verlag Mignot, J. L"Hydrothérapie du Colon. Editions Jouvence Mannier-Shraer, G. 1992. La Santé par l"Hygiène Intestinale. Editions 3 Fontaines Poirot, C. 1997. Les Intestines Naturellement. Massa, B. 1996. Rigenerarsi con la Idrocolonterapia. Editorial Emar. Ullrich, M. 2003. Hidroterapia del Colon Terrass, S. 1996. Síndrome del Colon irritable. Ediciones tutor S.A. Monasterio, M. Introducción a la terapia colónica. Ediciones Kier. Kousmine, C. 1988. Salve su Cuerpo. Asociación Médica Kousmine. 1999. Los Cinco Pilares de la Salud: El Método Kousmine. Ediciones Urano. Moritz, A. Limpieza hepática y de la vesícula. Ediciones Obelisco. Gray, R. 1986. The Colon Health Handbook. Emerald Publishing Briel JW, Schouten WR, Vlot EA, et al. Clinical value of colonic irrigation in patients with continence disturbances. Diseases of the Colon & Rectum 1997;40(7):802-805. Weiss, J.; Burnett, V. Colon Cleansing, The Best-kept Secret Walker, N. Colon Health: the Key to a Vibrant Life Baker, M. Colon Irrigation: A Forgotten Key To Health Collings, J. Principles Of Colonic Irrigation Trickett, S. 1990. Irritable Bowel Syndrome and Diverticulosis Dorman, T. Exploring Issues of Philosophy and Conscience. Colonics article in Contemporary Health Care, August 2000 - Vol. 5, Issue 8. Bail, J. P., Juglard, G., Framery, D., Deligny, M., and Charles, J. F. [Value of colonic irrigation. Long-term followed-up in 432 colostomized patients]. Presse Med 11-19-1994;23(36):1651-1654. Bastedo WA. Colonic irrigations: their administration, therapeutic application and dangers. JAMA 1932;98:734-736. Cazemier M, Felt-Bersma RJ, Mulder CJ. Anal plugs and retrograde colonic irrigation are helpful in fecal incontinence or constipation. World J Gastroenterology. 2007 Jun 14;13(22):3101-5. Centracchio P. A., Tony. Colon Hydrotherapy–A Forgotten Art; The American Chiropractor; October 1986 pp. 55-5940. Church JM. Warm water irrigation for dealing with spasm during colonoscopy: simple, inexpensive, and effective. Gastrointest Endosc 2002; Nov, 56(5):672-674. Collins D. Colon therapy. In Joseph Pizzorno and Michael Murray, eds. A Textbook of Natural Medicine (Seattle: Bastyr University Publications, 1993). Vol. 1 Collins JG, Mittman P. Effects of colon irrigation on serum electrolytes. Journal of Naturopathic Medicine, Vol 1, Number 1, 1990;1:4-9. The Colon Hydrotherapists Network. Colon Hydrotherapy and its Clinical Applications. Retrieved on 2005-08-31. Friedenwald J, Morrison S. Value, limitations, indications and technic of colonic irrigations. Medical Clinics of North America, May 1935, 1611-1629. Horne S., Colon cleansing: a popular, but misunderstood natural therapy. J Herb Pharmacother. 2006;6(2):93-100. American Herbalists Guild, St. George, UT 84791, USA. Hunt, T. Colonic irrigation. Nurs.Mirror.Midwives.J 7-5-1974;139(1):76-77. Hunt, T. C. Colonic irrigation. Practitioner 1972;208(246):523-524. Kelvinson RC. Colonic hydrotherapy: a review of the available literature. Compl Ther Med 1995;3:88-92. Koch SM, Uludağ O, El Naggar K, van Gemert WG, Baeten CG., Colonic irrigation for defecation disorders after dynamic graciloplasty. Int J Colorectal Dis. 2008 Feb;23(2):195-200. Epub 2007 Sep 21. Lestár B, Polányi C, Bihari L, Garcia J, Vörös A. [Antegrade colonic enema is a choice for the treatment of faecal incontinence and constipation] Magy Seb. 2007 Aug;60(4):210-4. Hungarian. Lim JF, Tang CL, Seow-Choen F, et al. Prospective, randomized trial comparing intraoperative colonic irrigation with manual decompression only for obstructed left-sided colorectal cancer. Dis Colon Rectum 2005;48(2):205-209. Messina, B. and Grassi, M. [Hydrotherapy in colonic diseases]. Clin Ter. 6-30-1978;85(6):619-629. Zhao Fa, Guo LinLi, Hua JH. Colon Hydrotherapy for Pre-endoscopy preparation. Hebei Medical Journal, Dec 2004, Vol 25, No. 12. Pizzetti D, Annibali R, Bufo A, Pescatori M. Colonic hydrotherapy for obstructed defecation, Colorectal Dis. 2005 Jan;7(1) Taffinder NJ, Tan E, Webb IG, McDonald PJ. Retrograde commercial colonic hydrotherapy. Colorectal Dis. 2004 Jul;6(4):258-60. Tod AM, Stringer E, Levery C, Dean J, Brown J. Rectal irrigation in the management of functional bowel disorders: a review. Br J Nurs. 2007 Jul 26-Aug 8;16(14):858-64. Triadafilopoulos G, Simms RW, Goldenberg DL. Bowel dysfunction in fibromyalgia syndrome. Dig Dis Sci 1991;36:59-64. Van der Berg MM, Geerdes BP, Heij HA, et al. Defecation disorders in children: treatment with colonic irrigation through an appendicostomy. Ned Tijdschr Geneeskd 2005;149(8):418-422.      Para solicitar más información puede hacerlo por teléfono (952 80 53 68) o bien por e-mail.
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · historia, Hidroterapia Colon, Colonterapia, Hidrocolonterapia, terapia irrigacion colonica, lavado colon intestinal, limpieza intestinos, centro medicina natural y antienvejecimiento Estepona, alternativa, biologica, complementaria, holistica, terapia neu historia, Hidroterapia Colon, Colonterapia, Hidrocolonterapia, terapia irrigacion colonica, lavado colon intestinal, limpieza intestinos, centro medicina natural y antienvejecimiento Estepona, alternativa, biologica, complementaria, holistica, terapia neu historia, Hidroterapia Colon, Colonterapia, Hidrocolonterapia, terapia irrigacion colonica, lavado colon intestinal, limpieza intestinos, centro medicina natural y antienvejecimiento Estepona, alternativa, biologica, complementaria, holistica, terapia neu historia, Hidroterapia Colon, Colonterapia, Hidrocolonterapia, terapia irrigacion colonica, lavado colon intestinal, limpieza intestinos, centro medicina natural y antienvejecimiento Estepona, alternativa, biologica, complementaria, holistica, terapia neu
© 2011 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento - Terapia Neural, Homeopatía, Ozonoterapia, Carboxiterapia, Mesoterapia Avda. Juan Carlos I, nº 29, portal 5, 2ºB -- 29680, Estepona (Málaga)
medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia
© 2011 - Centro Medicina Natural y Antienvejecimiento Tel: 952 80 53 68      E-mail: info@medicinabiologica.es
medicina biologica, natural, alternativa, integrativa, complementaria, holistica, terapia neural, homeopatia, hidroterapia colon, ozonoterapia, carboxiterapia, mesoterapia, dietetica, nutricion, hidroterapia colon, terapia neural, homeopatia Historia de la Hidrocolonterapia
Hace    miles    de    años    que    el    hombre    ha    tratado    de mejorar    su    estado    de    salud    mediante    la    limpieza intestinal   como   así   se   recoge   en   los   antiguos   escritos hallados   en   Egipto   en   el   Papiro   de   Ebers   redactado cerca   del   año   1500   antes   de   nuestra   era,   donde   se deja   entrever   la   importancia   de   la   limpieza   de   colon   por vía rectal.   Desde    muy    antiguo    tenemos    conocimiento    de    los    tratamientos mediante   enemas   del   intestino   grueso   en   numerosas   civilizaciones (Egipto,    Mesopotamia,    Esenios,    Grecia,    China,    India,    Indios    de América,   etc)   donde   se   utilizaban   con   fines   higiénicos,   terapéuticos o bien para la purificación del interior. Los    faraones    tenían    su    propio    terapeuta    para    la    limpieza    del intestino,   el   "pastor   del   intestino   del   faraón"   cuyos   conocimientos sobre   la   irrigación   habían   sido   transmitidos   por   el   dios   Osiris   a   los médicos sacerdotales egipcios.           Antiguamente    se    consideraba    la    enfermedad    como    un    castigo divino,   una   pérdida   del   favor   de   los   dioses,   y   la   purificación   del cuerpo    y    espíritu    daría    lugar    a    la    curación.    Así    leemos    en    el Evangelio   de   la   Paz   de   los   esenios:   "Buscad   una   calabaza   con   un zarcillo   de   la   longitud   de   un   hombre;   extraed   su   pulpa   y   llenadla con   agua   del   río,   calentada   por   el   sol.   Colgadla   del   asta   de   un   árbol y   arrodillaos   sobre   el   suelo,   ante   el   ángel   del   agua,   e   introducid   el extremo   del   zarcillo   en   vuestra   parte   posterior,   para   que   el   agua pueda   fluir   a   través   de   vuestras   vísceras.   Dejad   a   continuación   que el   agua   escape   de   vuestro   cuerpo,   de   forma   que   puedan   expulsarse de   vuestro   interior   todas   las   sustancias   impuras   y   hediondas   de Satanás.   Y   veréis   con   vuestros   ojos   y   oleréis   con   vuestras   narices toda la podredumbre que ensucia el templo de vuestro cuerpo". En   los   escritos   del   Mar   Muerto   se   hace   alusión   al   uso   de   enemas utilizando   una   caña   hueca   o   una   calabaza   vaciada   que   ayudaban   a introducir en el recto el agua. En     China     e     India     se     viene     practicando     desde     hace     siglos. En    Grecia    y    en    Roma,    Hipócrates    y    Galeno    recomendaban    éste método.   Hipócrates   (460-377   a.C.)   recomendaba   el   lavado   intestinal en   caso   de   fiebre,   y   describió   la   manera   de   hacer   lavados   de   colon indicando    qué    plantas    había    que    añadir    en    función    del    tipo    de patología encontrada. Plinio,   en   el   año   77   d.C.   relata   una   leyenda   donde   refiere   que   fue   el Ave    Ibis    quien    enseñó    al    hombre    cómo    purgar    su    intestino. Después    de    una    abundante    comida    de    peces,    éste    pájaro    se encontraba    sobrecargado    y    con    su    pico    aspiró    agua    y    se    la introdujo   en   el   ano,   evacuando   a   continuación   y   encontrándose mejor. Galeno   (siglo   II   D.C.)   era   una   gran   defensor   del   uso   de   enemas. En   la   Edad   Media,   se   practicaban   lavados   con   soluciones   complejas cuyas   fórmulas   están   recogidas   en   el   "antidotarius   magnus",   que fue    compilado    en    el    año    1080    por    el    arzobispo    de    Salerno, Alphanus. En   el   siglo   XVI,   Paré,   fue   el   primero   en   describir   minuciosamente   la irrigación del colon y la distingue del simple lavado. Los   médicos   Sigmund   y   Hahn,   a   finales   del   siglo   XVIII,   defendieron este    tipo    de    aplicaciones    tanto    de    forma    preventiva    como    de tratamiento de diversas enfermedades. En   1903   el   cirujano   Dr.   John   H.   Kellogg      (Michigan,   U.S.A.)   publicó   un comprensivo   folleto   (Rational   Hydrotherapy)   sobre   ésta   terapia   y   en recomendaba    la    hidroterapia    del    colon    para    muchas    dolencias, incluidas   las   biliares,   hepáticas,   los   shocks   quirúrgicos   y   el   cólera. Utilizando   la   terapia   de   la   higiene   de   colon   en   miles   de   pacientes relató   que   no   necesitó   recurrir   a   la   cirugía   en   las   enfermedades gastrointestinales    de    sus    pacientes    excepto    en    una    veintena    de casos. Posteriormente     el     Dr.     Waddington     recalcó     que     es     el     mal funcionamiento      del      intestino      el      precursor      de      numerosas enfermedades,   sobre   todo   de   carácter   crónico   y   que   restaurando   la función intestinal se conseguía recuperar la salud. Desde    entonces,    tanto    en    USA    como    en    Europa,    los    médicos demuestran    que    el    colon    puede    ser    el    origen    de    numerosas enfermedades. La    hidrocolonterapia    es    una    posibilidad    de    limpieza    y    sanación intestinal    con    la    ventaja    añadida    de    su    facilidad    de    ejecución    y eficacia.   SI DESEA MÁS INFORMACIÓN, PULSE SOBRE LOS SIGUIENTES ENLACES:  1.- Historia  2.- Consecuencias  3.- Patologías  4.- Clasificación del contenido intestinal   5.- Hidroterapia de colon previa a una colonoscopia  6.- Test de salud intestinal  7.- Preguntas frecuentes  8.- Aplicaciones en medicina estética     Referencias Bibliográficas Vassey, C. 1992. Las toxinas, ¿cómo eliminarlas del organismo?. Urano. Roselló, R. 2001. Limpieza interior. Jensen, B. 1992. Limpieza de los tejidos a través de Intestino {Tissue Cleansing Through Bowel Management}. Walker, N. 1979. Colon Health, the key to a vibrant life. Norwalk Press Cayce, E. 1971. Edgar Cayce"s guide to Colon Care. Inner Vision Publishing Co. Weinberger, S. 1988. Healing within, the complete guide to Colon Health Medsker. 1997. Understanding the need for Colon Hydrotherapy. {Comprendiendo la necesidad de la Hidroterapia del Colon} Medsker Publishing Co. Scholz, N.; Lúhr, K.; Heribert, D. 1998. Fitness für den Darm. Verlag Gesundheit Walker, NW. 1993. Darm-Gesundheit ohne Vertopfung. Worldthausen Verlag Mignot, J. L"Hydrothérapie du Colon. Editions Jouvence Mannier-Shraer, G. 1992. La Santé par l"Hygiène Intestinale. Editions 3 Fontaines Poirot, C. 1997. Les Intestines Naturellement. Massa, B. 1996. Rigenerarsi con la Idrocolonterapia. Editorial Emar. Ullrich, M. 2003. Hidroterapia del Colon Terrass, S. 1996. Síndrome del Colon irritable. Ediciones tutor S.A. Monasterio, M. Introducción a la terapia colónica. Ediciones Kier. Kousmine, C. 1988. Salve su Cuerpo. Asociación Médica Kousmine. 1999. Los Cinco Pilares de la Salud: El Método Kousmine. Ediciones Urano. Moritz, A. Limpieza hepática y de la vesícula. Ediciones Obelisco. Gray, R. 1986. The Colon Health Handbook. Emerald Publishing Briel JW, Schouten WR, Vlot EA, et al. Clinical value of colonic irrigation in patients with continence disturbances. Diseases of the Colon & Rectum 1997;40(7):802-805. Weiss, J.; Burnett, V. Colon Cleansing, The Best-kept Secret Walker, N. Colon Health: the Key to a Vibrant Life Baker, M. Colon Irrigation: A Forgotten Key To Health Collings, J. Principles Of Colonic Irrigation Trickett, S. 1990. Irritable Bowel Syndrome and Diverticulosis Dorman, T. Exploring Issues of Philosophy and Conscience. Colonics article in Contemporary Health Care, August 2000 - Vol. 5, Issue 8. Bail, J. P., Juglard, G., Framery, D., Deligny, M., and Charles, J. F. [Value of colonic irrigation. Long-term followed-up in 432 colostomized patients]. Presse Med 11-19-1994;23(36):1651- 1654. Bastedo WA. Colonic irrigations: their administration, therapeutic application and dangers. JAMA 1932;98:734-736. Cazemier M, Felt-Bersma RJ, Mulder CJ. Anal plugs and retrograde colonic irrigation are helpful in fecal incontinence or constipation. World J Gastroenterology. 2007 Jun 14;13(22):3101-5. Centracchio P. A., Tony. Colon Hydrotherapy–A Forgotten Art; The American Chiropractor; October 1986 pp. 55-5940. Church JM. Warm water irrigation for dealing with spasm during colonoscopy: simple, inexpensive, and effective. Gastrointest Endosc 2002; Nov, 56(5):672-674. Collins D. Colon therapy. In Joseph Pizzorno and Michael Murray, eds. A Textbook of Natural Medicine (Seattle: Bastyr University Publications, 1993). Vol. 1 Collins JG, Mittman P. Effects of colon irrigation on serum electrolytes. Journal of Naturopathic Medicine, Vol 1, Number 1, 1990;1:4-9. The Colon Hydrotherapists Network. Colon Hydrotherapy and its Clinical Applications. Retrieved on 2005-08-31. Friedenwald J, Morrison S. Value, limitations, indications and technic of colonic irrigations. Medical Clinics of North America, May 1935, 1611-1629. Horne S., Colon cleansing: a popular, but misunderstood natural therapy. J Herb Pharmacother. 2006;6(2):93-100. American Herbalists Guild, St. George, UT 84791, USA. Hunt, T. Colonic irrigation. Nurs.Mirror.Midwives.J 7-5- 1974;139(1):76-77. Hunt, T. C. Colonic irrigation. Practitioner 1972;208(246):523- 524. Kelvinson RC. Colonic hydrotherapy: a review of the available literature. Compl Ther Med 1995;3:88-92. Koch SM, Uludağ O, El Naggar K, van Gemert WG, Baeten CG., Colonic irrigation for defecation disorders after dynamic graciloplasty. Int J Colorectal Dis. 2008 Feb;23(2):195-200. Epub 2007 Sep 21. Lestár B, Polányi C, Bihari L, Garcia J, Vörös A. [Antegrade colonic enema is a choice for the treatment of faecal incontinence and constipation] Magy Seb. 2007 Aug;60(4):210-4. Hungarian. Lim JF, Tang CL, Seow-Choen F, et al. Prospective, randomized trial comparing intraoperative colonic irrigation with manual decompression only for obstructed left-sided colorectal cancer. Dis Colon Rectum 2005;48(2):205-209. Messina, B. and Grassi, M. [Hydrotherapy in colonic diseases]. Clin Ter. 6-30-1978;85(6):619-629. Zhao Fa, Guo LinLi, Hua JH. Colon Hydrotherapy for Pre- endoscopy preparation. Hebei Medical Journal, Dec 2004, Vol 25, No. 12. Pizzetti D, Annibali R, Bufo A, Pescatori M. Colonic hydrotherapy for obstructed defecation, Colorectal Dis. 2005 Jan;7(1) Taffinder NJ, Tan E, Webb IG, McDonald PJ. Retrograde commercial colonic hydrotherapy. Colorectal Dis. 2004 Jul;6(4):258-60. Tod AM, Stringer E, Levery C, Dean J, Brown J. Rectal irrigation in the management of functional bowel disorders: a review. Br J Nurs. 2007 Jul 26-Aug 8;16(14):858-64. Triadafilopoulos G, Simms RW, Goldenberg DL. Bowel dysfunction in fibromyalgia syndrome. Dig Dis Sci 1991;36:59-64. Van der Berg MM, Geerdes BP, Heij HA, et al. Defecation disorders in children: treatment with colonic irrigation through an appendicostomy. Ned Tijdschr Geneeskd 2005;149(8):418-422.     Para solicitar más información puede hacerlo por teléfono (952 80 53 68) o bien por e-mail.
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·